¿Un pastor se enoja con sus hijos?

Yo no se si a ti te sucede, pero yo a veces me enojo. Me enojo por cosas muy triviales como el tráfico, o cuando estoy en la cola del banco y la persona que esta en caja se esta tardando mucho tiempo. Este tipo de enojo, aunque demuestra enorme impaciencia, no suele ser tan dañino relacionalmente.

Por otra parte, yo también me enojo con personas que quiero.

Mi hija mayor tiene mucha energía a la hora de acostarse por las razones obvias de que tiene 3 años y no se quiere dormir. Anoche, después de que habíamos terminado toda la rutina que tenemos para al fin acostarla, ella salió corriendo y gritando algo de su cuarto. No había ningún problema, simplemente tenía mucha energía y quería seguir alargando el día en vez de dormirse. En ese momento yo ya estaba cansado, estaba intentando acostar a mi otra hija, y lastimosamente no tuve la paciencia que quisiera haber tenido. Alce mi voz con mi hija mayor y le dije “¡regresa a tu cuarto y acuéstate en tu cama!” Continue reading “¿Un pastor se enoja con sus hijos?”

Plantar una iglesia es plantar una familia

En una iglesia donde trabajé, el director ejecutivo siempre nos decía “somos un equipo, no una familia.” El quería enfatizar el hecho de que todos tienen que cumplir con su propio papel, y si no lo hacen deberían evaluar si siguen como parte del equipo.

Esta frase me incomodaba por que ignora una de las metáforas principales utilizada en referencia a la iglesia en el Nuevo Testamento. Pablo habla de que nosotros hemos sido adoptados por el mismo Padre. El Nuevo Testamento refiere a otros Cristianos como nuestros hermanos y hermanas en la fe. La iglesia ES una familia antes que cualquier otra cosa. Continue reading “Plantar una iglesia es plantar una familia”